Copywriting para hoteles: cómo escribir la web de tu hotel

Juanca Linares - Copywriting para hoteles: cómo escribir la web de tu hotel

¿Has pensado en escribir la web de tu hotel usando el copywriting para no depender de Booking? Estás en el sitio adecuado.

Voy a contarte algo que quizás te resulte familiar si tienes un hotel.

Con suerte todas las habitaciones están llenas pero esas reservas llegan a través de agencias en línea. Por eso, todos los meses destinas una parte importante de tu presupuesto para las comisiones. Tus clientes confían más en lo que dice Booking de tu hotel que en ti mismo. Además, tu web tiene una tasa de rebote altísima.

Si esto te sucede es porque tu página web de hotel tiene un problema. O más de uno.

Pero tengo que decirte algo. No está todo perdido.

Te cuento cómo tu web puede servirte para evitar las OTAs con reservas directas.

Nadie dijo que fuera fácil. Así que antes de ponerte a escribir como un loco debes de tener claro algunos aspectos esenciales.

1. Agencias en línea VS webs de hoteles

La lucha contra agencias en línea o las OTAs no tiene fin. No te desgastes. Eso no significa que tengas que depender de ellas al 100%.

Si quieres aumentar las reservas de tu hotel debes conocer cómo actúan tus clientes durante la compra.

Por ejemplo, Luis quiere pasar un fin de semana de relax.

Elige el destino e introduce en su buscador “hotel en Sevilla centro”. Lo primero que le aparecen son webs de agencias como Booking o Trivago. Después de un rato buscando elige uno.

¿Qué hace Luis?

Va a la web del hotel en cuestión, revisa que todo esté en orden y… ¡se va sin reservar!

Regresa a Booking para hacer, ¡ahora sí!, la reserva.

2. El secreto de las reservas de hotel en OTAs.

Son muchos los factores que hacen que las OTAs tengan tantas reservas. Pero lo más importante es la confianza. Aquí te voy a contar los secretos para escribir la web de tu hotel y crear ese efecto. Así que, para empezar, deja que te dé el primer consejo: no te guardes nada en el tintero.

Ya sé que conoces tu hotel tan bien como la palma de tu mano. Sin embargo, tu posible cliente no tiene ni idea.

Aprovecha para contarlo todo en tu web.

Si las vistas a la playa desde tus balcones no tienen precio, durante el desayuno huele a pan recién horneado todo el edificio o la conexión con el aeropuerto es la mejor de toda la ciudad, tienes que contarlo.

3. Cómo evitar las OTAs con reservas directas en tu web.

Para evitar las comisiones esta muy bien eso de contarle todo sobre tu hotel al cliente. Pero hacerlo sin control puede ser igual de negativo que no hacerlo. No caigas en el error y sigue estos esenciales sobre copywriting turístico.

a) Tu cliente no es todo el mundo.

Habla para aquellos que te quieran escuchar. Asume dónde se encuentra tu mercado y dirígete a él. No pretendas que todo el mundo sea tu cliente. Primero, porque no es cierto. Y segundo, no confundas hablar con hacer ruido. La diferencia está entre ser escuchado o ignorado.

Además, no es necesario que te diga que vivimos en un mundo de inmediatez. Reservar un hotel se planea con antelación. Esto no ayuda. Hablar en futuro, solo te hace un flaco favor. Evita frases como “al llegar, disfrutarás de…” o “aquí encontrarás…”.

No ahuyentes a tus huéspedes y cuida el lenguaje, la ortografía y la gramática. Un error básico da mala imagen de ti mismo. Lee y revisa los textos tantas veces como sean necesarias. Pide a alguien que lea por ti. Si es en voz alta, mejor todavía.

b) Propuesta de valor.

Es esto lo que hacen las OTAs.

Para aumentar las reservas en tu web de hotel la propuesta de valor es fundamental.

Repito: fun-da-men-tal.

Con ella, el cliente tiene que entender qué ventaja tiene reservar en tu web en lugar de hacerlo a través de Booking o Trivago.

Está claro que no todas las propuestas de valor tienen el mismo peso. Guarda las principales para esos primeros títulos, pero no escondas las otras. Todas son interesantes.

Mira algunos ejemplos de pequeñas propuestas de valor pero con mucha potencia:

c) Opiniones.

Esto es información extra y de valor para el cliente. Los comentarios de viajeros aportan certeza sobre lo que dices de ti mismo.

Es una cadena que comienza con un buen servicio. Se traduce en un cliente satisfecho que al preguntar te escribe una valoración positiva.

Ya sé que muchas de estas agencias tienen su propio espacio de opiniones, por no hablar de TripAdvisor. Pero no permitas que se vayan fuera a consultar qué es lo que dicen de ti.

Sé original, sal del molde y da a tu web un plus de calidad.

Para eso, procura que tus comentarios no sean todos buenos, buenísimos. Tiene mayor veracidad si incluyes alguno medio-bueno del tipo “No quería reservar un hotel en el centro de la ciudad. Dudé mucho porque me molestan los ruidos al dormir. Sin embargo, el silencio en la habitación era tal como decían en la web. Repetiría sin duda”.

d) CTAs o llamadas a la acción.

Muchas webs de hotel solo tienen una llamada a la acción o CTA en toda la página y suele estar situada en el apartado de reservas. Si es tu caso tienes que cambiar eso ya mismo.

No ocultes lo más importante. Es elemento que facilita la compra al visitante, déjalo claro desde el primer momento.

En realidad debes colocarlo en TODOS los apartados de tu web. En la página de inicio incluso te recomiendo que lo sitúes al principio y al final. No tiene que estar escondido ni camuflado; al contrario, debe ser visible, sencillo e intuitivo.

Estos son los ingredientes básicos del cóctel de tu página. Ahora, debes de ser capaz de organizarlo todo.

4. Copywriting para hoteles: 7 pasos para que el visitante se convierta en cliente.

Existe el modo para aumentar las reservas directas desde la web de tu hotel.

Aplica estos 7 esenciales del copywriting turístico para no depender al 100% de las OTAs.

Distribuye la información en tu web para que quede claro qué ofreces a tus clientes.

Cada espacio tiene su objetivo.

a) Página de inicio.

Aquí te lo juegas todo a una sola carta, y es el momento de salir a ganar. Si quieres que te elijan a ti y no a tu competencia, desmárcate.

Es el lugar idóneo para colocar un título que recoja tu propuesta de valor más potente. Si además es una propuesta única, exprímela como un limón. Deja para el subtítulo las propuestas más lights (por ejemplo, las que están sujetas a disponibilidad).

Usa la imagen que mejor te represente. Olvídate de sliders, efectos flash u otros elementos que desvían la atención.

Como el objetivo es conseguir vender no puede faltar un motor de reservas.

Estos son los 3 imprescindibles que deben aparecer al abrir y cargar tu página web. Una vez comienzan a deslizar hacia abajo puedes incluir eso que le preocupa a tu cliente, beneficios y, por supuesto, CTAs. Puede ser un buen momento para mostrar ofertas y promociones. Aquí también puedes incluir algunas valoraciones de clientes.

b) Habitaciones y fotografías.

El colmo de los errores lo encontramos en la sección de habitaciones. Muy pocas webs de hoteles hacen esto bien.

Hay dos errores comunes:

1. Describir todo, todo y todo.

2. Incluir imágenes de cada rincón que muestran lo que está descrito.

Estoy de acuerdo con que es el espacio más descriptivo de toda la web y los servicios tampoco permiten mucha imaginación. Pero la solución no está en añadir más imágenes que en el álbum de boda.

El truco está en el copywriting.

Unas frases cortas que hagan alusión a lo que se siente en las habitaciones. Eso que no se percibe ni con la mejor de las fotos.

Por ejemplo:

Sentir la calma del silencio como si estuvieses solo en el hotel; notar el frescor natural del ambiente sin tener que encender el aire acondicionado; la luz suave del sol al amanecer, el olor a lavanda de las sábanas recién extendidas mientras lees un libro en el sofá”.

Si le sumas unas cuantas fotografías que den veracidad a eso que has dicho, es más que suficiente.

c) Sobre mí.

¿Te gustaría pasar la noche en un hotel de robots? Recepción, servicio de habitaciones y limpieza, camareros, … todo mecanizado, sin personas.

Pues, a ver, como idea de futuro cada vez es menos lejana. Pero por el momento (por suerte) nos gusta más el contacto con personas. Tu web está vendiendo en la red por ti.

Si no quieres que parezca un hotel de robots tienes que humanizarla, dale un giro y cuenta tu historia personal. 

Todos los proyectos surgen por algún motivo, son regentados por alguien o tienen algún objetivo más allá de ofrecer camas. Puede ser una historia entrañable, divertida o sencilla. Da igual cual sea la tuya. Cuéntala.

d) Entorno.

A no ser que tengas un hotel de lujo este es un apartado necesario. Se trata de convencer a tu cliente.

No cometas el error de pensar que tu hotel es el fin. Es solo un medio necesario para las vacaciones, el descanso, los negocios,… pero un medio al fin y al cabo. No digo que este apartado tenga que ser tan extenso como el de la web de la oficina de turismo de tu ciudad.

Ni mucho menos.

Aprovecha este espacio para destacar los puntos de dolor de tu cliente objetivo. No serán los mismos puntos de interés en Barcelona si tu hotel está en Pedralbes o cerca de la playa.

¿Cuáles son esos puntos de interés? Zonas de compras, centros culturales, instalaciones deportivas, restaurantes, ocio nocturno, parques naturales, etc.

Pero insisto: adapta este espacio a tu cliente. No tiene sentido que hables de las discotecas que hay cerca de tu hotel si tu cliente son familias con niños.

Hay quien prefiere unir “entorno”· y “sobre mí”. Es peligroso mezclar demasiado y que no quede claro una cosa ni la otra.

Otros prefieren dejar estos aspectos para el blog. Mi consejo es que NO lo hagas. No quiero decir que si tienes un blog no hables del entorno de tu hotel. Pero no es efectivo. Leer un blog requiere tiempo e interés.

De la otra manera, en un golpe de vista, unos pocos párrafos y con fotografías puedes crear una idea del entorno.

Aclaración: no digo que un blog no sea efectivo. Al contrario. Pero no para solventar este problema. El blog es un buen complemento (y otras cosas) no un sustituto.

e) Tarifas y reservas.

Si a las agencias en línea les funciona, ¿por qué no haces como ellas?.

1. No escondas tus precios.

No debes sentir vergüenza de tus tarifas si están de acuerdo con tus servicios. Es uno de los últimos apartados que se visita en una web. Después de haber trabajado las otras partes no lo vayas a tirar todo por la borda. Sé claro con tu cliente en todos los aspectos.

Si haces algún descuento marca el precio anterior y el actual. Es más efectivo que el porcentaje.

2. No le compliques la vida a tu cliente.

Si debo enviar un email para solicitar disponibilidad, mientras espero la respuesta, quizá la competencia te ha ganado terreno. Hemos dicho que queremos inmediatez, pues no hagas esperar a tu cliente.

Incluye un motor de reservas para hacerla directamente en tu página. ¡Qué no se te escape!

Recuerda que el primero debe situarte en el about the fold o primera carga de la página de inicio.

3. Aplica trucos psicológicos.

Esto no significa jugar o mentir a tus clientes. Pero es una manera de generar urgencia.

– Muestra el número de habitaciones disponibles.

– Haz ofertas relámpago.

– Añade cuenta atrás para las promociones.

– Indica cuántas personas están consultado al mismo tiempo.

f) Localización.

Deja claro dónde te encuentras.

Ya sé que tú podrías llegar con los ojos vendados a tu hotel desde cualquier parte. Pero para tus clientes es su primera vez.

Incluir un mapa es un must. También puedes añadir ubicación con coordenadas o explicaciones.

Además del acceso al hotel en avión, coche o transporte público.

Ahora bien, sé razonable, no es lo mismo llegar a una casa rural en mitad de la Sierra de Cazorla que a un hotel en la Gran Vía.

Sé lógico y adáptate a tus necesidades reales.

Demasiada información cuando no es necesario resulta agobiante. Incluso ofensivo. Nadie quiere que le hagan sentir que es tonto. Pero si apenas dices nada cuando es complicado llegar la relación empieza mal desde el principio.

Si el cliente detecta que le ocultas algo puede sentirse engañado. Esto se traduce en una mala valoración en los comentarios y despedirnos de un cliente para siempre.

Por el contrario, hablamos de fidelidad.

g) Contacto.

Deja al alcance del visitante el directorio telefónico, formulario de contacto y el enlace a tus redes sociales.

Pero te doy un avance.

Sigue todos los consejos anteriores y nadie te llamará porque las dudas estarán resueltas.

En cualquier caso, el contacto directo con el cliente es otra oportunidad para continuar vendiendo.

Regla de oro 1: En cada una de las secciones tienes que incluir una CTA. No te separes de tu objetivo: conseguir reservas.

Regla de oro 2: No inventes nada. El cliente a su llegada espera encontrar todo lo que le has contado.

Espero que estos consejos sobre copywriting turísticos te sirvan para obtener beneficios en tu web hotelera. Es el momento de pasar a la acción, dejar de invertir en comisiones e invertir en tu canal directo. Si algún punto no te ha quedado claro te leo en comentarios.

Comparte Copywriting para hoteles: cómo escribir la web de tu hotel en tus Redes Sociales



También te puede interesar...

Juanca Linares

https://juancalinares.com

Copywriter. Tus clientes no quieren ver características, sino soluciones. Te ayudo a dárselas con las palabras adecuadas.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Juanca Linares solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

No hay Comentarios en Copywriting para hoteles: cómo escribir la web de tu hotel

Pin It on Pinterest